es | en




Concreta Textos

"El artista del Accionismo Vienés, Otto Muehl, fundó en 1970 una comuna con la intención de fusionar arte y vida. El proyecto tuvo un desarrollo excepcional, llegó a contar con más de quinientos integrantes convirtiéndose en una de las mayores comunidades contraculturales de la Europa del siglo XX. A principios de los años ochenta el grupo aligeró su ideología social-revolucionaria y pasó de una economía basada en el colectivismo rural a volcarse en inversiones de especulación financiera. La disciplina de un trabajo programado terminó poniendo en contradicción la alta rentabilidad con los principios hedonistas y colectivistas que habían sido el fundamento de la comuna. En un intento por recuperar el espíritu inicial decidieron invertir en una nueva sede dedicada actividades artísticas y de ocio e integrada en la naturaleza. En 1987 adquirieron una gran finca aislada y abandonada que en tiempos constituyó una de las principales explotaciones agrícolas de la Gomera: El Cabrito. El enclave que los comuneros habían elegido como su centro vacacional se ha convertido en la actualidad, tras la disolución del colectivo en 1990, en un resort turístico. El período canario de la comuna constituye el escenario final donde aquellas utopías emancipadoras de los sesenta, alimentadas por los grandes mitos de la modernidad, se verán sobrepasadas por sus propias contradicciones internas para terminar derivando, con total naturalidad, en una previsible utopía turística". Ralph Kistler


"Hace ya una década, mientras realizaba una investigación doctoral en París sobre las relaciones entre fotografía y antropología tuve la ocasión de conocer un fenómeno que desde el primer momento llamó poderosamente mi atención: lo que algunos especialistas habían llamado zoológicos humanos. La fórmula general, según el modelo de las exhibiciones que organizó el promotor Carl Hagenbeck en el Jardín de Aclimatación de París en la segunda mitad del siglo XIX, era aparentemente sencilla. Si cogemos a un grupo humano perteneciente a una sociedad exótica, lo traemos a Europa —voluntariamente o a la fuerza— y lo colocamos en un recinto cercado recreando el entorno natural en el que vive como se hace en los zoológicos de animales salvajes, podremos conocer de primera mano su aspecto y costumbres sin alejarnos del calor del hogar ni poner en peligro nuestras vidas". Hasan G. López Sanz


En Línea

Sobre la exposición O ontem morreu hoje, o hoje morre amanhã (El ayer murió hoy, el hoy muere mañana), Galera Municipal do Porto, del 30 de junio al 19 de agosto de 2018. “Tal es la (...)